Quesada Pasiega de Taberna Pedraza, nuestro postre estrella

Facebook Twitter Google+

 

 

Carmen Carro y Santiago Pedraza, se entrevistaron durante semanas con maestros artesanos pasiegos (de esos que casi no quedan) en pequeñas aldeas cántabras, buscando incansablemente "la quesada perfecta". No resultó sencillo, pero finalmente fué cerca de Solares donde hayaron a un maestro quesero que elaboraba este afamado y desconocido postre siguiendo una fórmula centenaria trasladada de padres a hijos durante infinidad de generaciones.

Cada mañana, Carmen elabora el queso siguiendo esa receta, utilizando siempre un cuajo de animal y con leche fresca de vaca. En función de la temperatura ambiente, el queso tarda más o menos en cuajar, pero nunca es menos de 2 horas.

 

 

Entonces prepara una masa que contiene (por este orden) azúcar, sal, huevos, mantequilla y harina, removiendo a mano la mezcla a la que finalmente añade el queso fresco elaborado. El producto resultante, se vuelca en los recipientes en los que se va a servir y se meten al horno a temperatura entre 180 y 200 grados durante 25-30 minutos (dependiendo del horno).

Así se preparan entorno a 8 - 10 quesadas en cada operación, por lo que en ocasiones (según las reservas del día) este proceso hay que repetirlo de dos a tres veces diarias.

La duración del proceso completo puede oscilar entre las 2,5 horas y las 4 horas, al realizarse a temperatura ambiente siendo el queso un producto cuya elaboración es muy sensible a la temperatura.

Es por todo esto que en Taberna Pedraza nos sentimos muy orgullosos de poder ofrecer a nuestros clientes un postre tan especial, cuya elaboración resulta muy compleja tanto por los tiempos como por los procedimientos.

 

 


··


 

Carmen Carro postres quesada pasiega secretos pedraza


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información